miércoles, 4 de enero de 2017

LISTADO DE RUTAS


LISTADO DE RUTAS Y CALIFICACIÓN DE DIFICULTAD SEGÚN CRITERIO DEL AUTOR:

DIFICULTAD BAJA O MUY BAJA
DIFICULTAD MODERADA
DIFICULTAD ALTA O MUY ALTA


PICOS DE EUROPA


*  PRECORNIÓN *
*  MACIZO DEL CORNIÓN (OCCIDENTAL) *

*  MACIZO DE LOS URRIELES (CENTRAL)  *

*  MACIZO DE ANDARA (ORIENTAL)  *

*  PEÑAS CABRIEGAS  *

MACIZO DE LAS UBIÑAS


PARQUES NATURALES DE PONGA Y REDES


PARQUE DE SOMIEDO Y FUENTES DE NARCEA



RESTO DE CORDILLERA CANTÁBRICA
SIERRAS COSTERAS

SIERRAS INTERIORES DE ASTURIAS

* ZONA ORIENTAL *
* ZONA CENTRAL *
* ZONA OCCIDENTAL*


SENDAS COSTERAS
MONTAÑA LEONESA
RECORRIDOS POR OTROS PUNTOS DE LA PENINSULA

* PIRINEOS *
* CANTABRIA *
* NAVARRA *

* CACERES *

RECORRIDOS DE MONTAÑA POR OTROS PAISES

* FRANCIA *


- PIRINEOS-
- ISLA DE CÓRCEGA - 

domingo, 1 de enero de 2017

Senda Naviega (de Barayo a Frejulfe)

SENDA NAVIEGA ( DE BARAYO A FREJULFE)

DISTANCIA TOTAL: 13,5 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO:  100 METROS



PLANO DEL RECORRIDO


NOTA: RECORRIDO EN TRAVESÍA (necesario dos vehículos o bien volver por carreteras hasta donde arrancamos el recorrido, siendo un total de unos 5 kilómetros más aproximadamente)


Dejamos el vehículo en las proximidades de la N-634, concretamente  en la carretera Nv-2 que se dirige a Puerto de Vega.
Avanzamos por la NV-2  unos 400 metros desde la nacional encontraremos un camino de tierra a la derecha. que en descenso nos lleva hacia el valle del río Barayo  dejando a nuestra derecha una casería.


Seguimos por el bonito sendero en busca del cauce del río.  Alcanzamos el primer kilómetro de esta "Ruta Naviega" que como veis está perfectamente marcada.


Entramos en zona boscosa donde los eucaliptos van dejando paso al bosque de robles y castaños y posteriormente de ribera al llegar a la altura del río.


 El río Barayo hace de divisoria entre los concejos de Navia y Valdés. El origen de su nombre en una palabra indoeuropea, presente por ejemplo en el sánscrito VAR 'agua'.


Restos de edificaciones y praderías en las cercanías del cauce.


 Si queremos seguir la senda naviega , deberíamos seguir por el margen izquierdo del río para pronto ascender hacia el aparcamiento situado en la parte alta de la rasa costera.  Nosotros vamos a pisar la bonita playa de Barayo y sus marismas, para ello existe un puente de madera que nos permite cruzar al otro margen.



El río Barayo antes de desembocar en la playa de mismo nombre metros más abajo, dibuja bellos meandros sobre una amplía llanura tapizada de juncales, formando una amplia zona de dunas y marismas de gran valor ecológico que le ha hecho ser declarado “Reserva Natural Parcial” por el Principado de Asturias en 1995.
El avance de estas dunas, ha sido frenado y estabilizado artificialmente con plantaciones de pino.


Los acantilados del margen este, se componen prácticamente de cuarcita.
A la altura de la arena de la playa y adentrándose al mar, podemos encontrar algunas cavernas denominadas las Sántinas. 


A diferencia de los acantilados del lado oriental, estos que vemos al fondo, del margen occidental, son de pizarra.





Recorremos toda la playa en dirección oeste, en cuyo extremo desemboca el río Barayo.  Es curioso que si nos fijamos en este acantilado vemos un pindio sendero que por medio de rústicos escalones, nos lleva a lo alto del acantilado.


  Pero para alzarnos por el sendero que sube por el acantilado occidental es necesario cruzar el río Barayo cuyo caudal nos obliga en esta ocasión a tener que quitarnos las botas.  Si no queremos mojarnos habría que desandar hasta el puente de madera por el que cruzamos el río Barayo.

 

El ascenso por el pindio sendero nos hace disfrutar de unas vistas espectaculares sobre la playa de Barayo.



Alcanzamos lo alto de la rasa, en dónde se encuentra un amplio aparcamiento y área de descanso.
Aparcamiento que hay que bordear y continuar a través de un estrecho sendero paralelo a la costa.
Siempre a ras de acantilados



La punta Romanella o Camaxinas y sus islotes.


Conforman la Punta Romanellas y sus islotes el mayor saliente al norte de este tramo costero.
En los islotes anidan cormoranes moñudos, ostreros, gaviotas...


La Punta del Castro desde la Punta Romanella.


Seguimos el avance, siempre pegados al borde del acantilado, disfrutando de bonitos rincones de esta costa.



Ensenada de Asteiro




Continuamos hasta alcanzar el pueblo de Puerto de Vega, disfrutando de la bella panorámica


Accediendo al mismo puerto a través del paseo del Baluarte con sus cañones del siglo XVIII


La ruta continúa en dirección al barrio de la Atalaya.
Desde la Atalaya tomando el sendero que partiendo desde la misma capilla continua ya nuevamente junto a los acantilados , atravesando prados...



hasta llegar a una de las playas de la localidad, la playa de la Losera

 

Seguimos hacia la Punta Barroco


Desde sus proximidades vemos la Isla Soirana






Llegando a la playa de Frejulfe.


Y finalmente alcanzamos la playa de Frejulfe donde acabamos este itinerario.









 llega
El camino continúa entre fincas a píe de los acantilados con preciosas perspectivas marineras, primeramente sobre la isla de Vega, también llamada Soirana,



Desde aquí iremos bordeando la costa admirando sus acantilados y calas, para arribar en el Km. 7.8, a nuestro "Pueblo Ejemplar "Puerto de Vega. Esta villa merece una visita detenida, pues a su indudable belleza se le añade una gran riqueza cultural e histórica. Aquí encontraremos la casa, donde falleció Jovellanos, la primera Aduana de Asturias, el magnifico retablo barroco de la iglesia de santa marina, que unido a sus callejuelas típicas, paseos, plazas, el puerto y sobre todo sus gentes, harán de esta vista un día imborrable.
Abandonamos Puerto de Vega poniendo rumbo al oeste , pasaremos por la playa de la Losera, encontraremos la Isla de Soirana ( Km. 9,9) atravesaremos el pueblo del mismo nombre y , en el kilómetro 12,3 de la ruta llegaremos a la Playa de Frexulfe , catalogada como monumento Natural y una de las playas más concurridas de nuestro Concejo .





domingo, 25 de diciembre de 2016

FOZ DE LOS CALDERONES Y ALTO LOS MACHANES


PIEDRASECHA - ALTOS LOS MACHANES Y LA VIESCA - FOZ DE LOS CALDERONES



DISTANCIA TOTAL: 12 KILÓMETROS 
DESNIVEL ACUMULADO:  750 METROS

PLANO DEL RECORRIDO


  
 Dejamos el vehículo en el pueblo leonés de Piedrasecha, topónimo que viene de "piedra secta" o "piedra cortada", le viene como anillo al dedo pues llaman la atención sus casas hechas de piedra, fuertes y duras.  Tomamos la pista que asciende en dirección oeste




Atravesamos las Vegas de Villar, que dan nombre al arroyo que nos acompaña en el ascenso hacia el Collado Coros


No alcanzamos por pista el collado Coros, sino que en una pronunciada curva a izquierda (1.245 m.), abandonamos la pista para adentrarnos en el bosque por el camino de enfrente.



Siempre dentro de un robledal, el camino llega a un collado que separa el valle de Piedrasecha del de Portilla (1.300 m.).  Aquí tomamos el camino de la derecha que mantiene la fuerte ascensión ahora en dirección norte.



El amplio camino termina en una pradería donde perdemos el rastro.  Pero siguiendo en la misma dirección que llevamos, siendo además esta la misma que la situación de la cumbre de los Machaos que hoy no vemos por la niebla.



El camino se convierte en sendero mientras continuamos por el bonito robledal, quizá la parte más bonita de la ascensión.





El sendero muere en esta pradería en la base de la cumbre. A partir de este punto iniciamos una ascensión más pronunciada por senderos de ganado y canchales  entre las peñas



Es la parte más dura del recorrido.





Alcanzamos la cumbrera, cuyo relieve es muy suave y, siendo en este primer tramo muy cómoda de andar. 
 La primera cumbre que nos encontramos es la pequeña elevación de la Peña del Palo,  (1688 m.)



Seguimos la cumbrera en dirección noroeste, hora entre escobas, buscando el camino que las evite, casi siempre  a mano izquierda y  que nos lleva  a la base de los Machaos.
Tras subir a través de la maleza que lo está invadiendo todo, llegamos a su cumbre donde encontraremos restos de la guerra civil: trincheras, nidos de ametralladoras toda la cumbre está plagada de estos restos históricos. 







Por algo esta cumbre de Los Machaos  (1.814 m.) es también conocida como Alto de Las Trincheras,







Cruzamos las trincheras de los Machaos y continuamos con un ligero descenso para alcanzar el collado que separa los Machaos de la última cumbre del día.





 Un pequeño repecho nos alza al Alto la Viesca o Peña Portilla (1.826m.) también con varios restos de trincheras de la Guerra Civil




En la cumbre hay un gran monolito de piedras 



Un pequeño respiro de la niebla para ver algo desde la cumbre.



 Seguimos la cumbrera de la sierra en suave descenso y muy cómoda de andar.



Durante el trayecto por la cumbrera, aún encontramos más restos de la guerra.  Llegados al punto en que la cumbrera se precipita hacia el valle descenderemos por su derecha (dirección norte) en busca del Collado Tijero 





El descenso hacia el collado Tijero (que vemos en la foto) es pindio pero sin excesivo problema excepto en los últimos metros antes de llegar al collado donde está bastante cerrado por el piorno.



Desde las proximidades del Collado Tijero (1.635 m.) , descenderemos por el valle oriental, el valle del Arroyo Calderones.
 Hemos de buscar, entre los piornos, el sendero que desciende por el valle.



El sendero, siempre discurre paralelo al arroyo Calderones y en un primer tramo atravesamos un terreno de piornos algo cerrado, pero que se salva sin problema gracias al sendero.  Según vamos perdiendo altura, comienzan a aparecer algún que otro árbol que crece a la vera del arroyo, en especial bastantes serbales que están preciosos en esta época.



El sendero se transforma en pista.  Encontramos una intersección donde hemos de tomar la que sale a nuestra derecha y que continúa el descenso junto al  arroyo.  La pista muere en  la Vega de Santas Martas (1.400 m.)  donde existió un poblado llamado Santas Martas



A partir de aquí comienza una de las partes más espectaculares de esta ruta, El desfiladero de Los Calderones.



En este primer tramo el marcado y bonito sendero, discurre en paralelo junto a las aguas del arroyo Calderones, que nos deleita con algún pequeño salto de agua.



El arroyo de los Calderones, a sido el creador  de esta impresionante cuchillada geológica.







En la parte media del desfiladero, cuando este se empieza a encajonar más, las aguas del arroyo se sumen y su lecho aparece normalmente seco.  



El arroyo de los Calderones es una corriente temperamental que, en época de lluvias o deshielos ocupa todo el espacio disponible.  Y debido a que la parte inferior del desfiladero hay que hacerlo por su cauce, es recomendable evitar esas épocas  para hacer este recorrido.







La parte inferior del desfiladero es la más impresionante.  Las verticales paredes encajonan el paso del arroyo  de forma espectacular, dejando una anchura de unos pocos metros.








Al finalizar el desfiladero, llegamos a la zona conocida como El Manadero, donde el río subterráneo en la parte de los Calderones vuelve a la superficie.
Aquí unas escaleras a nuestra izquierda suben a  la Cueva de las Palomas

Vemos la oquedad en la que la devoción popular sitúa a la Virgen del Manadero, objeto de una multitudinaria romería de verano




Desde aquí un corto paseo nos llevará al pueblo de Piedrasecha,




El día ha mejorado mucho y por fin, Ya en las inmediaciones de Piedrasecha, vemos perfectamente la cumbrera de los Machaos y el alto la Portilla